psicologos-psicon.es utiliza cookies de terceros para mejorar la experiencia de navegación. Si continuas navegando aceptas nuestra Política de cookies.

Centro de psicología Las Rozas

Llámenos

644 205 644

1ª Consulta online gratuita

Preguntas frecuentes de psicología

¿Qué es la terapia psicológica?

La terapia psicológica se apoya en el establecimiento de una relación de confianza y empatía con un psicólogo, que puede analizar los problemas de la persona de manera objetiva y basándose en sus conocimientos y experiencia tratando a otras personas que han pasado por dificultades similares.

Existen muchas maneras de hacer psicoterapia, aunque no todas ellas tienen los mismos objetivos ni se basan en los mismos presupuestos a la hora de analizar los problemas de las personas. Desde psicólogos PSICON ofrecemos una terapia de orientación cognitivo-conductual, basada en la evidencia científica.

El clima adecuado para una terapia psicológica se establece a través de una comunicación positiva. A partir de aquí, se analizan las causas de origen y mantenimiento del problema y se proponen cambios, respetando en todo momento las necesidades y los tiempos de la persona. Se proponen tareas y se entrenan técnicas que ayudan al individuo a la superación de sus dificultades. El terapeuta ayuda al paciente a reformular su visión de los problemas y hace propuestas de cambio, siendo en todo momento la propia persona la que decide sobre sus objetivos y los cambios que quiere lograr.

En el caso de los más pequeños, la terapia psicológica también requiere crear ese ambiente positivo con el psicólogo, siendo además fundamental el trabajo con los padres y adultos que conviven con el niño. Los mismos cambios que se proponen para los adultos, tales como reformulaciones, reinterpretaciones, cambios en las conductas, nuevas formas de afrontamiento, técnicas a entrenar, etc, se hacen necesarios en la terapia psicológica infantil para los niños y para los adultos de su entorno, con las adaptaciones propias a la edad de aquéllos.

Muchas veces nuestro malestar está más en las soluciones que damos a las situaciones que vivimos que en las propias situaciones. El sufrimiento humano está más determinado por las interpretaciones que damos a lo que nos pasa que por las propias circunstancias.

"Recorres el mundo en busca de una felicidad que está siempre al alcance de tu mano"
Horacio

¿Cuándo es necesario pedir ayuda psicológica?

A veces la señal de que algo va mal es simplemente el propio malestar emocional. Las emociones negativas son parte de la experiencia humana, no podemos hacer que desaparezcan porque existen para cumplir alguna función; pero hay que aprender a manejarlas para que no se conviertan en nuestra única experiencia ni acaben limitando nuestra vida. Probablemente si analizamos a fondo encontraremos las causas de ese malestar y podremos establecer cambios que nos ayuden a sentirnos mejor. La guía de un psicólogo puede facilitar ese proceso.

Otras veces hacemos cosas que no nos hacen sentir mal, aunque nuestra conducta no se adapta totalmente a nuestro entorno o a nuestras necesidades. También puede ser una señal de que algo no va bien.

Cualquier persona puede requerir en algún momento de su vida una terapia psicológica para aprender una mejor manera de hacer frente a sus dificultades. A veces el bloqueo emocional nos impide llevar a cabo conductas adecuadas, o a veces es simplemente que no hemos aprendido a ponerlas en práctica. La terapia psicológica es un espacio donde avanzar en el autoconocimiento y conseguir un mayor bienestar.

"Sólo hay un rincón en el universo que a buen seguro puedes mejorar, y ese rincón eres tú"
Huxley, A.

¿Cuándo necesita un niño o una niña ayuda psicológica?

¿Cuándo necesita un niño o una niña ayuda psicológica?

Los más pequeños también pueden sentirse mal al encontrarse con dificultades que son propias de su edad y las circunstancias que viven. Las manifestaciones de ese malestar emocional en los niños no siempre tienen por qué ser similares a las de los adultos. A veces es más difícil identificarlas e incluso se le da poca importancia debido a la interpretación que hacemos los adultos de sus problemas. Para entenderlo es necesario conocer el mundo de los niños e introducirse en su visión del mismo.

Otras veces los síntomas que manifiestan los más pequeños pasan desapercibidos en su entorno, especialmente cuando no son conductas que llamen la atención de los adultos. Además, los propios niños, por su condición de individuo en desarrollo, muestran mayores dificultades para identificar sus propios problemas y comunicarlos al adulto para poder pedir ayuda. Muchas veces la irritabilidad, los problemas de conducta o el aislamiento son muestras de que algo está ocurriendo. La terapia psicológica infantil puede ayudar a encontrar la fuente de malestar en el pequeño y facilitar el proceso de cambio que le lleve a dar respuestas más adaptativas.

"Cuando el niño destroza su juguete, parece que anda buscándole el alma"
Víctor Hugo

¿Cuánto dura una terapia psicológica?

La terapia psicológica es un proceso de cambio y como tal, la duración de la misma es variable en función de los objetivos que pretendan alcanzarse y de las dificultades que se presenten en ella. Por lo general, la forma de trabajo establecida desde psicólogos PSICON implica una periodicidad semanal con sesiones de 50 minutos. Al tratarse de un trabajo personal, la duración también se verá influida por el ritmo que el propio individuo quiera ir marcando conforme a sus avances personales y a sus propios requerimientos de expresión de emociones, entrenamiento en técnicas, afrontamiento de dificultades, nivel de afectación, áreas implicadas en el problema, etc.

"La vida no es ningún pasillo recto y fácil que recorremos libres y sin obstáculos, sino un laberinto de pasadizos, en el que tenemos que buscar nuestro camino, perdidos y confusos, detenidos de vez en cuando por un callejón sin salida"
Cronín, A.J.

¿Qué tipo de problemas requieren una terapia psicológica?

Terapia psicólogo para adultos

Cualquier persona que sienta malestar emocional o interpersonal puede necesitar apoyo psicológico para superarlo. Pedir ayuda no es una decisión fácil. En la primera sesión de terapia psicológica la persona dispone de un espacio donde hablar de sus preocupaciones y problemas sin ser juzgado. A partir de aquí el psicólogo hace un análisis objetivo de los mismos, para ofrecer al paciente una propuesta de tratamiento que implicará la realización de tareas y el entrenamiento en técnicas tanto en sesión como para casa.

Cada vez es más frecuente que las personas acudan a un psicólogo ante determinado tipo de dificultades, que les pueda ayudar a encontrar una explicación de su malestar y a poner en práctica soluciones al mismo. La terapia psicológica puede ser una ayuda tanto para las personas adultas, como para los adolescentes, los niños, las personas mayores, etc.

Psicología para adultos

Un psicólogo puede ayudar a superar problemas de ansiedad, estrés, tristeza, depresión, duelo y pérdidas, miedos, obsesiones, problemas de autocontrol, problemas de alimentación, dificultades en las relaciones con los demás, déficit en las habilidades sociales, etc. Cuando el malestar se prolonga en el tiempo y bloquea los objetivos de las personas, limitando sus actividades habituales, es cuando se hace necesario buscar ayuda.

Psicología para niños y adolescentes

Los niños y los adolescentes pueden requerir también terapia psicológica cuando se encuentran con dificultades que, por ser propias de su edad no debemos considerar menos importantes. Pueden sentir ansiedad, estar tristes o irritados, preocupados, sentir miedo excesivo, celos, problemas de conducta, problemas interpersonales, timidez excesiva o déficit de habilidades sociales, etc. Además, un psicólogo también puede ayudar a los niños y adolescentes en el ámbito académico, valorando su perfil psicopedagógico y haciendo intervención en dificultades relacionadas con el aprendizaje, déficit de atención, etc.

Atención psicológica para familias

Muchas familias presentan problemas a la hora de comunicarse. A veces ocurre que un miembro de la misma presenta un síntoma y se le considera el paciente “enfermo” que debe recibir terapia psicológica y por tanto el responsable de los problemas existentes en ella. Sin embargo, un análisis más profundo de la situación puede hacernos ver que hay muchas pautas de interacción dentro de la familia que no son funcionales y que mejorándolas se lograría un mayor bienestar en todo el grupo y en cada uno de los individuos que lo forman.

Atención psicológica para parejas

A veces las parejas tienen problemas que pueden solucionarse cambiando sus pautas de interacción desde la terapia psicológica. Cuando falla la comunicación y los miembros de la misma tienen dificultades para escucharse y ponerse en el lugar del otro, cuando no analizan de manera objetiva sus problemas y sólo existen intercambios negativos, cuando no dedican el tiempo suficiente a establecer una relación positiva, etc; en estos casos y otros muchos, un psicólogo puede ayudar a analizar las causas del problema de forma objetiva y a implementar las soluciones necesarias para resolverlo.

Atención psicológica para personas mayores

Terapia psicólogo para mayores y ancianos

Las personas mayores también pueden necesitar terapia psicológica para superar dificultades asociadas a su edad o a las circunstancias que viven. También pueden sentir tristeza, ansiedad, tienen que afrontar duelos y pérdidas, soledad, etc. Todas estas situaciones conllevan una disponibilidad de recursos psicológicos por parte de la persona, que si no son los adecuados pueden desencadenar malestar.